fl     as     g+ 

Bambi Kino

"En resumen... la Cafeína produce Disfunción Eréctil en un periódo relativamente corto de tiempo..."

- Estaba más pesado de un lado (?).
- La mano me la prestó Cruz-Johnson. (en Aula Magna USACH)

- Estaba más pesado de un lado (?).
- La mano me la prestó Cruz-Johnson. (en Aula Magna USACH)

Traje

08 · 08 · 2013

Viene caminando de vuelta a casa cuando divisó a lo lejos a una tipa que parecía espectacular. Lejos no es tanto: una cuadra. En ese momento vestía bien. Traje, zapatos, camisa y corbata. Él lo sabe. Pero su forma de ser no es nada del otro mundo, así que aunque se vea espectacular la personalidad que irradia no es muy impactante. La mujer sigue caminando y el ya tiene que doblar por el pasaje hacia el interior de la villa. Mientras hace este gesto no alcanza ni a pensar en que sería genial que la mujer lo siguiera cuando nota que a su espalda va ella caminando. “Mira, ella también vive por aquí”, es lo primero que piensa. Sigue caminando despreocupado… o más bien, tratando de parecer despreocupado. De vez en cuando mira a los autos que están estacionados para verse en el reflejo de los vidrios y también para mirar de reojo hacia atrás. Sigue ella caminando lentamente atrás de él. El trata de caminar lo más lento posible sin parecer que está haciéndolo a propósito. Ya con tantas miradas a los vehículos notó que efectivamente es una chica espectacular, que usa una calzas con diseño y arriba lleva una abrigo ligero. Pelo largo-pero-no-tanto, ligeramente ondulado y parece que de color rojo. Lleva lentes, lo que completa la fantasía.

Ya avanzó una cuadra y ella sigue detrás caminando a paso firme, pero sin apuro. Ahora ya no sabe en que pensar durante esta nueva manzana. Pasó al tiempo de la resignación. Se dice a si mismo que es imposible que la chica lo esté siguiendo, que es lo menos lógico. Primero porque quién carajo lo habría de seguir a él. Y segundo porque las mujeres no hacen eso. Se imagina haciendo lo mismo y en lo psicópata que se vería, pero que si es una mujer es osada. ¿No que el feminismo se debía de encargar de que estas cosas fueran iguales para ambos lados? Y de pronto se encontró con la siguiente esquina en la que doblar para llegar a casa. Durante toda esta cuadra no pudo disfrutar de ser supuestamente perseguido porque se puso a debatir en su interior sobre lo machista que puede ser el feminismo. Y pensó que esta era la prueba de fuego. Si doblaba y ella lo seguía era porque se estaba dando la mejor situación posible. Así que dobló. ¿La mejor situación posible? Se dijo en ese momento. Empezó a pensar en que si estaba detrás suyo era mucho más probable que se tratara de algo no sexual. Pensó en lo caliente que era. Podría querer preguntarle algo. A lo mejor estaba buscando alguna dirección. ¿Pero qué puede hacer una mujer a esa hora buscando un número de calle? Quizás era prostituta… y así es como volvió a lo sexual. ¿Y si lo quería matar? Era una posibilidad. Remota. Tanto como lo carnal. Y se imaginó que ella de pronto le atravesaba el estómago. ¿Acaso si era prostituta no debería ser al revés? Y si mente volvió a lo sexual, otra vez.

Entre tanto pensamiento se vio frente a la casa y sacando las llaves para abrir la reja. Notó que ella no lo seguía y que no había visto hacia donde fue. Probablemente siguió caminando por el pasaje. Metió la llave en la puerta. Pensó en la pelirroja abriéndole el estómago con un cuchillo. Entonces se preguntó porqué andaba con traje y corbata.